Un acuerdo global de Orpea sin sus sindicatos

banner ORPEA uni global agreement

(Bruselas, 12 de abril de 2022) La federación sindical mundial UNI GLOBAL emitió un comunicado de prensa anunciando la firma de un acuerdo marco global con la multinacio nal francesa ORPEA el viernes 8 de abril. Este acuerdo carece de legitimidad.

Para la Federación Europea de Sindicatos de Servicios Públicos (FSESP), es inconcebible llegar a un acuerdo con una empresa sin un mandato adecuado de los sindicatos afectados y sin la participación de los sindicatos representativos del propio país de la empresa.

Para Jan Willem Goudriaan, secretario general de la FSESP, "este acuerdo afecta a muchos sindicatos y a los trabajadores representados en ORPEA, pero sin su participación activa ni su consentimiento. Esto es inaceptable". Y continúa: "ORPEA cuenta con más de 24.000 trabajadores en Francia, la mayoría de los cuales se han enterado de este acuerdo a través de la prensa".

El acuerdo se ha negociado sin el conocimiento de CGT, CFDT y FO, los sindicatos franceses representativos. Estas son las federaciones sindicales representativas en ORPEA que pueden firmar el convenio colectivo sectorial. Tampoco participaron otros sindicatos representativos de Bélgica, Alemania, Italia y España. Todos estos sindicatos están afiliados a la FSESP. Incluso en los países donde ORPEA se está expandiendo rápidamente, como Irlanda y los Países Bajos, no hubo un proceso de consulta adecuado. Los trabajadores de estos países representan la mayor parte de la plantilla mundial de ORPEA. Por lo tanto, UNI GLOBAL no puede reclamar la representatividad en ORPEA.

Los sindicatos franceses se han enfrentado recientemente a ORPEA en los tribunales, acusando a la empresa de favorecer al sindicato interno Arc-en-Ciel durante las elecciones sindicales. La empresa ha llevado a los sindicalistas en Francia a los tribunales por sus críticas a la empresa y el acuerdo no hace nada por la retirada de los casos - de hecho, podría ser utilizado contra nuestros afiliados. La presidenta del Comité de Empresa Europeo en representación de la FSESP, se ha enfrentado a repetidas acciones antisindicales por parte de ORPEA, incluyendo repetidas amenazas de despido e investigaciones penales. ORPEA perdió todos los casos judiciales y Meyer fue indemnizada con 15.000 euros por daños y perjuicios el 22 de marzo. No fue informada ni consultada de este acuerdo para "mejorar el diálogo social". La empresa tiene un historial que no se puede blanquear.

ORPEA ha suscrito muchos principios de derechos humanos y de gobierno corporativo, incluido el Pacto Mundial de la ONU. Estos "ejercicios de marcación de casillas" no impidieron que la empresa persiguiera a los sindicalistas. El nuevo acuerdo global representa otro "tic" necesario para responder a las demandas de los inversores y mostrar el cambio tras el escándalo de "Les Fossoyeurs".

La empresa está en el punto de mira de la opinión pública, tanto en Francia como en otros países, por explotar a trabajadores y residentes. Las inspecciones francesas sobre sus finanzas y asuntos sociales demostraron el abuso de los fondos públicos. Los sindicatos franceses CGT y CFDT, junto con CICTAR, revelaron que la empresa utiliza un complejo entramado de filiales para gestionar sus finanzas, incluidas inversiones en Luxemburgo que no se habían revelado anteriormente.

Como voz de los trabajadores del sector de la asistencia, la FSESP se compromete a luchar por una asistencia de calidad, mejores salarios y mejores condiciones de trabajo en ORPEA, y sólo podemos hacerlo de la mano de los sindicatos.

Para más información, póngase en contacto con Pablo Sánchez, psanchez@epsu.org  +32 (0)474626633